LUEGO DE PASAR 15 AÑOS ENCARCELADO POR TENER UNA BIBLIA, DIOS LO LLAMA A EVANGELIZAR

LUEGO DE PASAR 15 AÑOS ENCARCELADO POR TENER UNA BIBLIA, DIOS LO LLAMA A EVANGELIZAR

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Comentarios de la entrada:1 comentario

Después de 46 años viviendo en Corea del Norte, Lee* se fue a China. Allí conoció a un hombre de Corea del Sur que le habló acerca de Dios, y se entregó a Cristo. Al regresar a su país natal, fue sorprendido con una Biblia, por lo que fue encarcelado. Al salir de prisión, fue llamado a predicar el Evangelio en Corea del Norte, la nación que más persigue a los cristianos.

“Me dio una Biblia y la leí. Y cuando regresé a Corea del Norte, obtuve una copia de la Biblia que mantuve escondida. Un día fui sorprendido en posesión de mi Biblia y fui sentenciado a una prisión correccional laboral”, comparte Lee. En prisión, Lee estuvo recluido en régimen de aislamiento después de haber sido torturado e investigado repetidamente por posesión de la Biblia.

Incluso en esas condiciones, Lee se mantuvo firme, creyendo en Jesús. “Un día estaba cantando la canción: ‘Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, y los que creen en Jesús no perecerán, sino que tendrán vida eterna’. Así que grité: ‘Dios, por favor sálvame’”, recuerda. Lee dice que como resultado del continuo interrogatorio al que fue sometido, se había vuelto muy delgado, dejando solo piel y huesos. Los funcionarios de la prisión no querían otro cadáver, así que decidieron dejarlo en libertad.

Dice que después de pasar 15 años en prisión, el mundo que conocía ya no existía. “No tuve más remedio que dejar mi tierra natal para volver a China e intentar encontrar un trabajo allí. Pero en ese momento, nadie en China empleaba a un inmigrante ilegal norcoreano”, explica Lee. En noviembre de 2015, Lee conoció a un misionero que lo llevó a su casa, donde lo atendieron hasta que Dios le dijo qué hacer.

“El 7 de agosto de 2016, mientras leía la Biblia, Dios me dijo: ‘Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”. “Ese mismo día fui bautizado en el Espíritu Santo”, recuerda Lee.

Lee informa que el 30 de septiembre de 2017, Dios lo llamó a regresar a casa y compartir el Evangelio. Después de dos años de estudiar la Palabra de Dios, fue ordenado y llamado a ser enviado como misionero a Corea del Norte. “Como persona designada como misionera para evangelizar Corea del Norte, a pesar de la persecución, proclamo la Palabra del Señor que es Vida, Verdad y Camino”, dice Lee, que se ha comprometido a vivir como siervo de Jesucristo; quien vivió en mansedumbre, humildad, servicio y obediencia.

*Nombre modificado por razones de seguridad

Fuente: Impacto Evangelístico

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hi, this is a comment.
    To get started with moderating, editing, and deleting comments, please visit the Comments screen in the dashboard.
    Commenter avatars come from Gravatar.

Deja una respuesta